Páginas vistas en total

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Honey, i want you...



Van tan deprisa nuestras almas que se arrollan...


Él era el equivalente en carne y hueso a un traje Channel, sabes que no es tu estilo, pero está ahí y te lo pruebas de todos modos.



Quizás tengamos que dejar de ser quienes somos para convertirnos en quien queremos ser.




¿Quién necesita un marido cuando tiene un portero?



¿Podria ser que el problema no esté en ellos? sino horror de horrores... ¿En nosotras?



Me falta el gen nupcial, deberían ponerme en una probeta y estudiarme 


Pero le mentí y solo dije “No me pasa nada”.



¿Es la esperanza una droga que necesitamos dejar? ¿O es lo que nos mantiene vivos? ¿Cuál es el riesgo al tener fe?



Al final, la relación más emocionante, difícil y significativa de todas es la que tienes contigo mismo.



¿Alguna vez habéis hecho algo que sabíais que estaba mal, pero que os hacía sentir en la gloria?




Mientras avanzamos por este camino sin fin hacia la meta “Quienes esperamos ser” no pude evitar preguntarme ¿Ya estamos ahí?



Tal vez no hay momentos correctos, hombres correctos, respuestas correctas ... tal vez sólo tienes que decir lo que está en tu corazón.



Mi maestro Zen decía que el único camino a la felicidad verdadera era vivir el momento y no preocuparse por el futuro… claro que murió pobre y soltero.



No pude evitar preguntarme ¿Puedes cometer un error y fallarle a tu destino?



Tantos caminos. Tantos desvíos. Tantas opciones. Tantos errores...


Nunca podrás callar todas las vocecitas de tu cabeza.


¿Se puede llegar a un FUTURO teniendo PRESENTE el PASADO?



Sé que al destino volveremos a engañar...


"Después de todo, las computadoras se rompen, la gente se muere y las relaciones se terminan. Lo mejor que podemos hacer es respirar y reiniciar".



NO PRETENDAMOS SER LO QUE NO SOMOS


Bienvenida a la era de la pérdida de la inocencia, nadie desayuna con diamantes y nadie vive romances inolvidables.



¿Es más inteligente seguir a tu corazón o a tu cabeza?


No hay comentarios:

Publicar un comentario